Archivo de la etiqueta: cambiar cerradura puerta

Cambiar cerradura puerta

Cambiar cerradura puerta……En anteriores artículos le hemos adentrado en el mundo de los pestillos, cerrojos, hemos hablado sobre múltiples maneras de llevar a cabo la apertura de diferentes tipos de puertas. Hoy queremos profundizar más e ir un paso más allá, dándole información precisa sobre cómo se puede cambiar cerradura puerta. ¿Piensa que es difícil cambiar una cerradura? Vamos a demostrarle que, sabiendo lo que se hace, no tiene por qué conllevar ningún tipo de complicación el hecho de cambiar la cerradura de una puerta pero antes, es necesario que sepamos exactamente qué es aquello a lo que nos vamos a enfrentar, cuáles son sus diferentes variantes y por supuesto cómo podemos cambiar el bombín de una puerta sin complicaciones.

Para poder cambiar la cerradura de una puerta es necesario empezar desde el punto inicial, lo más básico… ¿Qué es una cerradura? Una cerradura es un componente de forma mecánica o eléctrica que nos permite abrir puertas al introducir en su interior un objeto físico (por ejemplo una llave o una tarjeta), al introducir información secreta (por ejemplo códigos o huellas) o combinando objetos físicos e información secreta.

Es primordial que el cliente se deje asesorar por expertos en la materia a la hora de adquirir e instalar una buena cerradura ya que no todas tienen reconocimientos oficiales que demuestren que el mecanismo ha superado ciertas pruebas que garantizan su resistencia. Confíe sólo en cerrajeros profesionales para cambiar cerradura puerta y no se deje llevar por gangas que pueden acabar proporcionándole más de un disgusto. Nosotros sólo trabajamos con productos que cumplen los mayores requisitos y estándares de calidad del mercado y, créanos, la calidad para nada está reñida con el precio. Llámenos y compruébelo usted mismo sin ningún tipo de compromiso.

En Cerrajeros Valencia cambiamos todo tipo de cerraduras de sus puertas

Antes de saber cómo cambiar cerradura puerta es necesario saber qué tipos de cerraduras podemos encontrar en el mercado. Las más comunes se los vamos a explicar a continuación, a la par que le explicamos como se puede cambiar cada tipo de cerradura instalada en una puerta.

Cerraduras de tambor de pines: son de clase/forma cilíndrica y son uno de los tipos de cerradura que se usan con mayor frecuencia para las puertas de entrada a casas y todo tipo de puertas exteriores. Tiene como pieza central un cilindro llamado perfil europeo o bombín de pera en el que introducimos la llave para poder abrir.

¿Cómo cambiar una cerradura cilíndrica en una puerta normal?

En primer lugar, si no es experto, le recomendamos que se fabrique una especie de plantilla para que no tenga problemas de ningún tipo a la hora de efectuar el cambio.

En segundo lugar, debe taladrar dos agujeros que tienen que quedar de forma perpendicular entre sí. Uno desde el frente de la puerta y otro en el borde para el pestillo. Una vez hechos, ha de insertar el pestillo en el canto y asegurarlo con unos tornillos.

Ahora ha de instalar el recibidor y la cantonera y, de nuevo, necesitará taladrar para hacer dos agujeros que le servirán para colocar la caja del recibidor en el marco de la puerta.

El paso siguiente es el de retirar el pomo o manija interior y ajustar la cerradura al espesor de la puerta girando la roseta exterior. Es en este momento cuando ha de proceder a acoplar la cerradura al pestillo haciendo que ambas guías encajen con el retractor.

Una vez hecho el acople tiene que instalar el interior de la cerradura atornillándola e instalar el pomo o manija interior.

Todo tipo de cerraduras para puertas

Cerraduras de sobreponer: son las que quedan totalmente al descubierto porque van puestas sobre la puerta y, por ello, las menos aconsejables si lo que le preocupa es su seguridad. Para cambiar cerradura puerta teniendo en cuenta que sea de este tipo sólo tiene que atornillarla pero, como consejo, le recomendamos que pase una broca pequeña con el taladro antes de meter los tornillos para evitar que estos se vayan torciendo al hacerlos entrar.

Cerraduras de embutir: son las que más se usan en interior y su funcionamiento es muy sencillo ya que la manija gira y el pestillo se retrae. Pueden llevar llave o no. Para cambiar una cerradura de embutir en una puerta interior ha de seguir estos pasos: en primer lugar ha de quitar la cerradura anterior y montar la nueva. Esto resulta obvio pero le aconsejamos que compre una que tenga el mismo tamaño o un poco más grande que la anterior, nunca más pequeña. En segundo lugar ha de instalar tapón de cilindro (si lo hay) atornillándolo y si no pasar a fijar la cerradura nueva. Tenga cuidado al hacerlo porque puede conseguir que el perno la mueva y eso no lo queremos. En tercer lugar ha de empujar el eje desde dentro hacia la bisagra inferior de la puerta y asegurarlo con una arandela y un tornillo. Ahora ha de cortar la perilla a medida para que acople, enroscar el cilindro y sujetar la moldura exterior. El último paso es el de instalar molduras y manijas y para ello lo único que podemos aconsejarle es que se fije en las instrucciones de su cerradura porque cada modelo es un mundo.

Cerraduras tubulares: también son cerraduras de interior. Para cambiar una cerradura tubular en la puerta de un baño o habitación el proceso es muy similar al caso anterior pero teniendo en cuenta que el pomo o la manija llevan incorporado un botón o cerrojo que nos permite cerrar la puerta desde dentro.

Cerraduras digitales: son las más modernas del mercado y permiten que nos olvidemos de las llaves para poder abrir. Cambiar cerraduras digitales en puertas de acceso es una tarea más complicada que requiere de los servicios de un técnico profesional. En este caso le recomendamos que se ponga en contacto con un profesional de confianza que le aconseje cuál es la cerradura que mejor le conviene teniendo en cuenta sus necesidades.