Cerrojos

0 Flares 0 Flares ×

Cerrojos…Cerrajero de valencia

Los cerrojos son probablemente uno de los elementos de la cerradura que mejor conocemos a nivel general. Si aludimos a su significado con las académicas palabras que nos proporciona el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua podemos decir que los cerrojos, en el campo de la cerrajería, son una especie de “barretas cilíndricas de hierro, con manija, por lo común en forma de T, que están sostenidas horizontalmente por dos armellas (anillo de metal que suele tener una espiga o tornillo para fijarlo), y entrando en otra o en un agujero dispuesto a tal efecto, cierran y ajustan la puerta o ventana con el marco, o una con otra de las hojas, si la puerta es de dos”

Comúnmente la mayoría de las personas denominan a los cerrojos pasadores o pestillos. Al escuchar la palabra cerrojo o pasador enseguida nos viene, como por arte de magia, a la cabeza la imagen el típico cerrojo rectangular que muchas de nuestras puertas y ventanas tienen por el interior para asegurar su cierre.

Los cerrojos, a nivel etimológico, provienen del latín. Exactamente vienen del término “verrojo” y si nos remontamos a sus orígenes es imprescindible que apuntemos que los cerrojos llevan en nuestras vidas tantos siglos que incluso es posible afirmar que en el siglo VIII a.C ya existían. De hecho, una prueba de ello es que en la “Odisea” de Homero puede leerse una referencia al cerrojo en su canto XXI “…metió la llave en la cerradura y corrió el cerrojo con decisión”.

Los primeros cerrojos de los que se dispone información corresponden a unos antiguos dispositivos egipcios que estaban fabricados en madera. Uno de estos ejemplares fue encontrado en las ruinas de Nínive, en la antigua Siria y tanto su apariencia como su construcción corresponden a un prototipo básico del conocido cerrojo de cilindro moderno.

Siguiendo con los apuntes históricos hemos de decir que los cerrojos no se comenzaron a perfeccionar hasta finales del siglo XVIII aunque sí es cierto que durante la Edad Media, los artesanos diseñaban cerrojos con detalles preciosos, relieves y perforaciones dignas de verdaderos artistas. Ya en el siglo XIX se empezó a mejorar el cerrojo y entonces fue cuando aparecieron los cerrojos de palanca, los cerrojos de cilindro o los que no necesitaban llave.

Con la Revolución Industrial el desarrollo de los cerrojos -y de la gran mayoría de productos- se centró sobre todo en la producción en serie aunque también hay que añadir que se siguieron mejorando los materiales con los que se fabricaban y se apostó por hacer que sus mecanismos de funcionamiento fueran cada vez más complejos.

Y mucho más cercano a nuestro tiempo podemos encontrar uno de los  que mayor éxito han tenido entre la población: el cerrojo fabricado por FAC, una empresa española puntera en la fabricación de cerrojos, cerraduras y cajas fuertes. Hace ya más de ochenta años desde que esta empresa presentase al mundo su cerrojo nº1 ‘made in Spain’ y nosotros lo mencionamos porque supuso una auténtica revolución en los hogares de todos los españoles ya que su uso se extendió tanto que, pocos años después, la gran mayoría de los españoles tenían cerrojos FAC para asegurar el cierre en las puertas principales de sus viviendas. Tal fue su éxito que aún, a día de hoy, nuestros clientes siguen demandándonos que instalemos cerrojos FAC en sus propiedades porque consideran que es una de las mejores marcas y sobre todo una de las marcas que mayor garantía de seguridad les ofrece.

Volviendo a la definición de cerrojo es justo y necesario que añadamos que los cerrojos son cerraduras en las que el pasador (pieza que sobresale y mantiene una puerta cerrada), puede ser accionado a través de una llave o con el típico cerrojo que explicábamos en el primer párrafo de este post. Por tanto, su función es de cierre pero dentro de los cierres debemos distinguir entre los que usan cerrojo a nivel exterior como, por ejemplo una entrada con llave que disponga de cerrojos o pestillos giratorios desde el interior o cierre interior como, por ejemplo el uso de cerrojo en habitáculos tales como baños o habitaciones. En estos últimos casos también es posible que los pomos o manijas lleven incorporados cerrojos o pestillos giratorios desde el interior para que la puerta no permita la apertura desde el exterior.

Los cerrojos que siguen ocupando los primeros puestos en el top ten de los tipos de cierres para puertas de su categoría son los cerrojo de cilindro. Éstos pueden tener un único cilindro que está compuesto por un escudo que lleva llave en el exterior y cerrojo manual en el interior o también pueden tener doble cilindro. Los cerrojos de doble cilindro están compuestos por escudos que llevan llave tanto en el lado exterior como en el interior de la puerta.

Otro de los tipos de cerrojos más utilizados son los conocidos como cerrojo llave-mariposa. Hay muchas marcas de renombre que los fabrican. Si está interesado en que le instalemos este tipo de cerrojos, consúltenos y escogeremos el que mejor se adapte a sus necesidades. Ha de saber que los cerrojos llave-mariposa permiten una instalación de lo más versátil ya que pueden ser colocados en diferentes puntos de la puerta. Además sus funciones son las siguientes: abre desde el exterior al girar la llave en el cerrojo y en la manija; en el caso de que queramos mantener la manilla exterior en posición de cerrado (fija), hay que presionar/girar el botón interior; en el caso de que queramos salir, lo que tenemos que hacer es girar media vuelta la mariposa y el botón y, en el caso de que lleve llave, la tendremos que hacer girar media vuelta.

El mundo de los cerrojos también presenta novedades asociadas a la evolución tecnológica y, así, nos encontramos con cerrojos eléctricos aplicables tanto a puertas de una hoja como de dos o cerrojos digitales capaces de incorporar todas las funciones de seguridad en un entorno digital, funcional y de uso sencillo. También podemos encontrar cerrojo de pantalla táctil que nos permiten abrir puertas utilizando un código de seguridad, por lo que en estos casos perder las llaves ya no implica un quebradero de cabeza.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 0 Flares ×